TitleHistoria
 

La Escuela de Arte Teatral, fundada el 15 de julio de 1946, nació como respuesta a la necesidad de profesionalizar y sistematizar la formación  de actores y escenógrafos.

El entrenamiento actoral en México, como en casi todos los países de habla hispana, se daba prácticamente en las tablas. La producción teatral de la época fue delineada por las grandes compañías españolas que determinaron el estilo de actuación del siglo XIX e increíblemente del siglo XX; prevalecía un estilo declamatorio necesario para un sistema de producción de repertorio. Dicha práctica educativa continuaba a pesar de que en países como Rusia, Suecia e incluso Estados Unidos se iniciaba la creación de escuelas para actores, que ya no partían solamente del hecho de actuar en sí, sino que participaban de una visión en la que el análisis, la investigación y la documentación de experiencias, le otorgaba al aprendizaje del oficio un carácter más de academia que de taller.

La creación de la Escuela de Arte Teatral se atribuye a los “Contemporáneos”, grupo de poetas interesados por el teatro, específicamente Xavier Villaurrutia y Salvador Novo, quienes, en sus afanes teatrales, habían fundado el Teatro de Ulises, dentro del cual figuraba la actriz Doña Clementina Otero, cuyo espíritu creador la llevó a investigar sobre la formación actoral en los Estados Unidos, de donde regresó con grandes ideas que habrían de servir, mucho tiempo después, para fundamentar un “plan de estudios” más estructurado. El 15 de julio de 1946 es inaugurada solemnemente la Escuela de Arte Teatral en la sala de conferencias del Palacio de las Bellas Artes, iniciando los trabajos académicos en los pasillos y camerinos del costado poniente del mismo Palacio.

De acuerdo a la palabra de su primer director, Don Andrés Soler, se consideró ésta como la primera institución organizada y seria del país y posiblemente de América Latina. Se incorpora la carrera de Escenografía en 1949 y en 1955 se traslada a la Unidad Artística y Cultural del Bosque. El Teatro del Bosque se acondicionó y parte de los camerinos y pasillos dieron cabida a la Escuela.

La Escuela nace constitutivamente con el nombre de Escuela de Arte Teatral, sin embargo a lo largo de su existencia fue conocida y nombrada de diversas maneras, las cuales eran determinadas por el director en turno y respondían a la visión que, de la formación actoral, tenían los mismos. Llevó el nombre de Academia de Arte Teatral en la década de los años cincuenta y Escuela de Arte Dramático durante la década de los sesentas, recuperando su nombre original hacia 1970.

Con la creación del Centro Nacional de las Artes, cuyo interés es la reordenación académica de la educación artística a partir de un enfoque interdisciplinario que permita la formación de profesionales con una visión integral del arte y la cultura, se inicia la más reciente etapa de desarrollo de la Escuela, que recupera la consideración de Escuela Nacional de Arte Teatral.

Desde 1992 durante las direcciones de Ricardo Ramírez Carnero e Ignacio Escárcega se trabajó por crear la maestría en dirección escénica. No fue hasta el 2013 bajo la dirección de Gilberto Guerrero que este esfuerzo fue concretado y se dio senda a la formación de la primera generación de la maestría en Dirección Escénica.

 

 
ENATNewWebPleca